Ecos del pasado

Pocos son los hombres que saben la existencia de los orbes,
poderosas armas creadas por los dioses
terminantemente prohibidas para cualquier mortal.

Sin embargo, el aparente equilibrio pactado
entre las divinidades se ve amenazado cuando
vuelve a despertar el ser que fue más poderoso que los dioses.

En un mundo donde han regresado los
tribales rituales de sangre, los dioses se ahogan en su propia sed de poder y
los hombres se dejan engañar por sus propias mentiras,
la muerte resurge como única forma de salvación…

La última Era de los Elementales comienza
esta noche, en la que una joven amnésica despierta de un sueño olvidado para
adentrarse en otro repleto de horrores.

Maldecida por su codicia olvidada, el
lenguaje de la magia parece volverse en su contra.

Sólo los ecos de su pasado
conocen su sino; pero únicamente ella decidirá si lo alcanzará a través del
camino de la sabiduría y la fuerza… o de
la envidia y la demencia.


Ecos del pasado I: La danza del fuego

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Los dioses también necesitan tiempo libre

Un día cualquiera entre los dioses.


Al fin, tras meses anunciándolo, aquí tenéis este pequeño extra escrito con todo el amor del mundo a mis Elementales. No sabría deciros cuándo tuvo lugar, pero puedo afirmar que fue siglos antes del comienzo de la novela.
    La historieta no contiene ninguna revelación relacionada con la saga de Ecos del pasado, es simplemente para alegraros la vista ja,ja,ja.
    En todo caso he disfrutado mucho escribiéndola, pues cambia algo del tono serio y oscuro que está tomando la novela... ¡algo de comedia no viene mal!
    Además, así conocéis un poco mejor a Duphina y Finala, personajes que desgraciadamente no han aparecido mucho en el primer volumen de la saga.

No os entretengo más, por lo que, a disfrutar de la lectura!


«Solo los imbéciles no cambian de opinión.»


«Hay días que no me apetece ni levantarme...»
Kuran siempre fue el más vago de todos, ¡me disculpo por haber creado a un personaje tan irresponsable!



Poco saben los mortales del cotidiano de los dioses; sus oraciones suelen ir dirigidas a ellos por imaginarles sentados en sus tronos de piedra y oro observando y juzgando los actos de cada humano que tendrían en cuenta a la hora de ser misericordiosos u odiosos.
           Pero la realidad distaba ampliamente de dicha creencia.
           En aquel preciso instante, dos divinidades estaban confrontadas en una lucha a muerte por la victoria final:
           —Esta vez no te saldrás con la tuya, Kuran…
           —Yo no estaría tan seguro, vejestorio aburrido —repuso el dios pelirrojo—. Ahora es cuando las cosas se ponen serias…
           Melthes alargó el brazo con suspicacia sin apartar sus ojos de los del dios de luz y agarró el mazo de cartas. Las barajó con presteza y elegancia y las distribuyó hasta que cada uno obtuvo siete cartas. Sin que su contrincante pudiera verlas, descubrió sus cartas y las analizó con detenimiento: no tenía nada extraordinario. Pero no estaba preocupado, iba con bastante ventaja por lo que Kuran necesitaría una gran apuesta para alcanzarle.
           —Seis —declaró con prepotencia Kuran.
           — ¡¿Qué?! —se exclamó consternado Melthes.
           Ante la sonrisa triunfadora de su contrincante, Melthes hizo una mueca de desprecio.
           —Has oído bien, apuesto por seis.
           El Elemental de la naturaleza asintió entre refunfuños y comenzaron la partida. Tras varios minutos de tensión, la derrota de Melthes resultó evidente.
           — ¡Ajá! ¡Perdiste, idiota! —clamó Kuran con exagerada alegría—. ¡La victoria…!
           —…es mía.
           Los dos Elementales miraron molestos al dios de los océanos. Aunque Melthes hubiera tenido un triste final, Kuran no tenía mejores resultados; Drian había obtenido una victoria aplastante.
           — ¡Has hecho trampas, estoy seguro! —bramó Kuran a la defensiva.
           —No seas ridículo, mi victoria ha sido justa.
           — ¡Duphina! ¡Tú has visto la partida! ¡Debes de estar de acuerdo conmigo!
           La diosa, quien estaba sentada en el fondo de la sala, apenas había prestado atención a la partida. Su armadura tintineó al levantarse y acercarse a ellos. Desenvainó su espada y la clavó en el centro de la mesa con un contundente golpe. Los tres dioses se sobresaltaron.
           —Si no sois capaces de jugar limpiamente, la victoria es inexistente. Drian, ¿has hecho trampas?
           —Claro que no —contestó con tranquilidad.
           —Es sincero en sus palabras —musitó Vienna, quien percibía las emociones de cada uno de ellos. Sin embargo, ninguno oyó su comentario.
           —Kuran —le nombró Duphina—, ¿en qué basas tus acusaciones?
           —En que antes empleó la carta tormenta de fuego cuando debería haber sido la de témpano de hielo—explicó Kuran con indignación—. Si no, que te lo confirme Melthes.
           —Eh… —se limitó a responder el susodicho.
           — ¡Ahora no te hagas el tonto! —le gritó Kuran a su homólogo.
           — ¡Déjame en paz! ¡Estaba demasiado centrado en la partida! —justificó el Elemental de la naturaleza. Al levantarse con agitación, tiró la silla.
           Kuran lo imitó en su gesto y los dos se desafiaron con llamas y tierra que surgían de sus manos y sus pies.
           — Solo los imbéciles no cambian de opinión —observó Drian.
           — ¡No te hemos pedido nada! —le gritaron al unísono los dioses Melthes y Kuran.
           — ¡Callaos ya! —les reprendió la diosa del acero—. No me puedo creer que esté entrando en su juego de críos… —se dijo a sí misma con un resoplido.



Lejos de todo aquel jolgorio, al fondo de la sala, dos diosas les observaban con poco interés.
           —Bueno, Vienna. Es hora de que me confirmes lo que llevo años pensando… ¿te acuestas con Melthes?
           La pregunta de Finala no pareció perturbar a la joven y bella Vienna, pero la diosa de la rama oscura sabía que había dado con un tema sensible.
           —Comprendo que quieras mantenerlo en secreto, pero la verdad es que Melthes es bastante obvio. En cuanto te acercas a él, se queda embobado mirándote… cuando le diriges la palabra ni te cuento cómo se pone…—prosiguió Finala alegremente.
           — ¿Has terminado? —le preguntó fríamente Vienna. A pesar de su velo, se podían adivinar dos glaciares provenientes de sus ojos.
           Finala soltó una sonora carcajada.
           — ¡No hace falta que te pongas a la defensiva! A mí es que no me van mucho las barbas, pero ya se me ha pasado más de una vez por la cabeza la idea de meter en mi cama a Kuran. ¿Qué opinas? Es alguien muy pasional, seguro que…
           —No me interesan tus historias —la interrumpió la diosa de la ceguera—. Me voy a mis aposentos, estoy cansada.
           Y sin siquiera despedirse, desapareció en silencio.
           — ¡Bah! Desde que está ciega es una aburrida… ¡Eras mucho más divertida antes! —le reprendió al aire que reemplazaba el espacio ocupado por Vienna.
           Estiró los brazos, se levantó de la silla y se unió a la pequeña pelea que estaba teniendo lugar entre los demás por un simple juego de cartas.
           — ¿Qué pasa aquí, chicos? —preguntó divertida.
           — ¡Finala! —Kuran se acercó a ella y con exagerada teatralidad la rodeó por los hombros—. ¡Tu hermano ha obtenido una injusta victoria! Nos ha engañado con su semblante serio, ¡pero él mismo confiesa haber amañado el juego!
           —Yo no he confesado nada… —dijo Drian con indiferencia.
           —Kuran, algo me dice que no nos cuentas toda la verdad. Soy todo oídos —le instó la diosa del acero.
           Enzarzados en aquella absurda discusión, ninguno daba su brazo a torcer. Con intenciones maliciosas, Finala decidió acabar con el debate:
           —Melthes, antes de irse, Vienna me dijo que te esperaba con impaciencia en sus aposentos personales —declaró en voz alta para que todos la oyeran.
           Tal y como se esperaba, el silencio se hizo rey. Todos ellos miraron a Finala con los ojos abiertos como platos y la boca abierta. Melthes en especial tenía la mandíbula desencajada a causa de la sorpresa.
           — ¿Eh? ¿Cómo…? ¿Qué…? —balbuceaba el dios de la rama natural—. ¿Cuándo…? ¿Eh? —No conseguía decir nada claro.
           — ¡Venga ya! Eso es imposible —se burló Kuran—. Vale que esté ciega, pero que yo sepa sigue teniendo el olfato en funcionamiento, y éste huele a madera podrida…
           Un enorme tronco surgido de la nada se abalanzó sobre su pecho interrumpiendo su frase.
           — ¡Repite eso si puedes! —bramó Melthes—. ¿E-es verdad lo que dices, Finala? —preguntó meloso.
           — ¡Por supuesto! —le confirmó Finala con una sonrisa de oreja a oreja.
           —…que no —añadió Duphina—. Conozco a Vienna y ya tuvimos «la» conversación. Melthes, no te lo creas.
           — ¿«La» conversación? ¿Qué conversación? —le interrogó Melthes con nerviosismo.
           — ¿Cuál va a ser? —repuso Kuran—. ¡La que concluye que eres un lameculos!
           De vuelta a la carga, los dos dioses reemprendieron su pequeña pelea a base de torbellinos de fuego y bestias vegetales.
           Drian, Finala y Duphina les miraron con hastío.
          —Finala, no ha tenido ninguna gracia. Les has vuelto a provocar —le reprendió Duphina.
           —Bah, ya se estaban peleando, solo he añadido algo de picante.

            —Entonces se dirigió a su hermano—: ¿Oye, hiciste trampas?
           Un ruido sordo resonó de pronto, dejando un agujero enorme en la pared. Al parecer Melthes había querido apuntar a Kuran pero el blanco se había movido con demasiada rapidez.
           —No, jugué limpiamente —le respondió Drian con calma.
           —Hm… Qué pena, pensé que por una vez habrías hecho algo interesante —dijo entre suspiros la diosa de las tinieblas.
           — ¡Pero bueno! ¡Deberías alabar su actitud, no reprenderla! —la riñó Duphina—. Drian, no cambies nunca esa rectitud que tienes. Es mucho más satisfactoria una victoria merecida.
           —Sí, claro. Pero eso ocurre una vez cada mil años —le contestó Finala cortante—. No se puede esperar tanto.
           —Eso no es cierto. La virtud siempre es recompensada —sentenció Duphina de la fortaleza.
           Drian se levantó sin hacer ruido y salió de la instancia sin que ninguna pareja se percatara de su ausencia. Decidió perderse por los jardines de los alrededores, sumido en sus pensamientos como solía hacer. Miró al cielo azul sin pestañear y murmuró:
          —Solo los imbéciles no cambian de opinión.




¿Qué opináis? Tendrán las palabras de Drian un doble significado? En todo caso, puedo afirmaros que me hacía falta desconectar de la historia central de Ecos del pasado. Aunque haya sido un pequeño relato, me lo he pasado en grande ^^

Quién sabe, tal vez repita esto con otros personajes! Si tenéis alguna sugerencia, igual que dice Duphina, soy todo oídos!

¡Un abrazo desde Tinasia!


domingo, 25 de septiembre de 2016

Noticias desde la lejana Tinasia

¡Que no he muerto!


Tranquilos, Drian no ha intentado lavarme el cerebro ni Kuran me ha convertido en cenizas... reconozco que el verano me ha traído muchas cosas con las que lidiar y estoy teniendo un nuevo comienzo en mi vida... ¡apasionante, la verdad!

Pero ello no quiere decir que haya dejado el blog abandonado, es solo que trabajo en las sombras ja,ja,ja

                                                                                                                           by exellero


Por ello os traigo 3 noticias hoy:


1. Quiero felicitar a la ganadora del primer sorteo de Ecos del pasado I, Janire Fernández Jiménez. Tendrás el ejemplar lo antes posible, mañana va directo a Correos :)


2. En cuanto al progreso de escritura de la segunda parte de la saga, puedo confirmar que llevo —más o menos— 1/3 de la historia. También añadir que será algo más larga que la primera parte, se aclararán muchas de las intrigas del primer libro —sé que lo deseáis— y con esta segunda parte se cerrará el primer arco.
    ¿Esto qué quiere decir? Que como muchos sabéis, la saga estará conformada por 4 partes, que a su vez forman dos arcos. Así, el primer arco se relata en los dos primeros libros, y el segundo en los dos últimos libros. Ya veréis, va a ser la bomba.


3. Algo que llevo mucho tiempo queriendo hacer es tener ILUSTRACIONES PROPIAS DE MIS PERSONAJES. Así, tengo a mi increíble Johanna the Mad realizando ahora mismo la primera! No os diré de qué personaje es, adivinadlo jaja Espero que muy pronto esté terminado, y así para quien esté interesado en tener la ilustración en sus manos de coleccionista y fan de la saga, podrá obtenerlo junto con la compra del libro —uoooh—. Esto ya lo anunciaré debidamente en su día.


    Con esto ya está todo. Espero que la vuelta a la rutina tras el verano no se os haga muy pesada, y a disfrutar de la vida, ¡que solo hay una! Y quienes aún no conozcáis la saga de Ecos del pasado, podréis acceder desde el blog a la lectura de los 3 primeros capítulos y si queréis haceros con un ejemplar, ¡aquí podéis tenerlo!


¡Un abrazo desde Lon'thara!

martes, 28 de junio de 2016

Curiosidades del capítulo 3: El amor de un hermano



¡Buenos días a todos!


Creo que ya era hora de subir al fin la última publicación del apartado «Making of» correspondiente esta vez al tercer capítulo de Ecos del pasado

Si recordáis bien, el capítulo 3: El amor de un hermano arrancaba con el susodicho, Dorian Vermonth... 

by wlop

¡Vamos allá, a ver qué se ha inventado la loca esta de autora con su saga!



1. Dorian Vermonth es descrito como alguien realmente bello y un casanova junto con su primo Dultas —al que tan bien conocéis—, elaborando planes cada vez más retorcidos para conquistar a las féminas. El nombre de Dorian fue inspirado del personaje Dorian Gray. Como bien veréis cuando leáis toda la novela, hay una gran ironía con esta elección...



2. El caballo de Dorian se llama Tormenta, al igual que el caballo del dibujo animado de la Emperatriz Sissi —viva los recuerdos de la infancia—.


3. Ninguno de los hijos Vermonth disfruta con el puesto que le corresponde: Silianna es militar cuando debería centrarse en política como su padre, Dorian prefiere la poesía a la espada, Rellian sueña con ser un héroe cuando su lugar está en el papeleo y Briggan... no me deja revelarlo jajaja.


4. Duphina de la fortaleza es, seguramente, el personaje más recto de la historia. ¿Tal vez por esa misma razón sea la primera fuera de juego? ¿Será cosa de la macabra imaginación de la autora?





5. Drian el pacificador es el personaje más odiado de la saga. Pobrecito, un incomprendido para siempre > <


6. En este capítulo arranca la verdadera problemática de la historia: los orbes y los conflictos entre las divinidades. 


7. Claire empieza a encontrar pistas sobre su pasado topándose con una anciana que le resulta familiar... más de uno se ha aventurado a decir que podría ser la diosa Vienna de la ceguera. ¿Será cierto? 


8. Debido a su carácter un tanto misterioso y su aparente tranquilidad, Dultas es uno de los personajes más sospechosos. ¿Estará justificada tal desconfianza por parte del público de lectores?


9. Amisis es el primero personaje poseedor de una rama arcana que no corresponde con la que hay en el lugar en el que se encuentra. No es frecuente que se den movimientos migratorios debido al recelo que suele haber entre naciones además de por la atadura que los mortales sienten respecto a sus Elementales correspondientes.


10. La escena final donde Dorian y Dultas se despiden fue añadida en la versión final. 




¡Ya lo sabéis todo! —Bueno, siempre queda algún as en la manga... muahaha—.
Con esto os acerco un poco más al mundo de Ecos del pasado, y atraparos más en la historia si no estaba hecho ya :p

¡¡Recordad que la novela Ecos del pasado I: La danza del fuego ya está a la venta y que lo podéis adquirir en varias librerías y por diversas vías online!!


¡Un abrazo desde Lon'thara!



miércoles, 15 de junio de 2016

¡Ya a la venta!

«Con algo más de atrevimiento, volvió a pasar la mano para confirmar lo que presentía, y decidió adentrarla en el fuego, intrigada. No solo no quemaba, sino que la consolaba. Quiso adentrarse del todo en las llamas, pero fueron ellas quienes se acercaron a ella; su calor la rodeaba en un abrazo y la envolvía tiernamente. 


Maravillada por la sensación, dio vueltas sobre sí misma mientras el calor la cubría de los pies a la cabeza, bailando con ella una danza ardiente: una danza del fuego».


¡Ya tenéis la opción de poder haceros con la primera parte de la saga Ecos del pasado!


- . . - Formato físico - . . -


 

 


*El ejemplar comprado a través de Amazon no incluye las solapas y productos adicionales tales como marca páginas, ilustraciones u otros similares en los casos que se señalen.







 - . . - Formato e - book - . . -










 - . . - Librerías - . . -

Librería el Soto
Calle de la Constitución 108, Alcobendas


El Galeón II
Paseo de la chopera 184, Alcobendas


Librería Pernatel
Calle Real, 68, San Sebastián de los Reyes


D5
Av. Julián Sánchez, Fuente el Saz

-------------------------------------------------------------

Librería Aquarela

Calle Clara del Rey 8, Madrid


Generación X
Calle de Puebla 15Madrid


Metrópolis Cómix
Calle de la Luna 11, Madrid



Librería Salamanca
Calle Libreros 14, Madrid


El Mono - Araña
Calle Peñuelas 14, Madrid



Librería La Sombra
Calle San Pedro 20, Madrid

Traficantes de sueños
Calle Duque de Alba 13, Madrid



La agonía Libros
Calle del Divino Pastor 27, Madrid

Vergüenza Ajena
Calle Galileo 56, Madrid



Estudio en Escarlata
Calle de Guzmán el Bueno 46, Madrid

Modesta Librería 
Calle Modesto Lafuente 31, Madrid


-------------------------------------------------------------

Lual Picasso
Calle Reyes Católicos 18, Almería

Librería Flash Joven 
Calle San Antón 48, Granada



Librería Picasso
Calle Obispo Hurtado 5, Granada

Pangea Libros
Av. de Jerez Dos Hermanas, Sevilla

Libelista
Av. Diagonal 460, Barcelona

-------------------------------------------------------------

Agapea Factory
Calle Bodegueros 43, Málaga


Cómic Stores
Paseo de los Tilos 30, Málaga 

Cómic Stores Soho
Calle Trinidad Grund 11, Málaga


En Portada Cómics
Calle Nosquera 10, Málaga 







¡Pronto en más librerías!





Para el que quiera saber un poco más sobre la novela, en este blog se puede acceder a los tres primeros capítulos gratuitamente. 



sábado, 11 de junio de 2016

La locura de mi primera presentación

¡Buenos días a todos!

Hoy toca una entrada muy especial, ya que va a tratar sobre un evento de anoche: 



¡MI PRIMERA PRESENTACIÓN!



«Yo estoy cansada, pero con una sonrisa enorme dibujada en la cara»



Ayer, a las 19h en la sala de EmociónArte —gracias de nuevo al equipo, tan agradable y profesional con nosotros— tuvo lugar el comienzo del evento. Más de 50 asistentes, todos cómodamente —o eso quiero pensar :p— instalados en sus sillas, a la espera del comienzo. 
  Doy vueltas por los pasillos, esperando al momento en que al menos la mayoría estén. Algunas de las invitadas están fuera pagando parquímetro. Quiero esperarlas para comenzar. Son las 19h15, voy al baño a lavarme las manos. 
  Cuando vuelvo a entrar en la sala, la congregación me mira fijamente a la espera de una señal que indique el pistoletazo de salida. Les respondo con una mirada «esperad un poco más». Esperamos, todos hablan con todos mientras. Mi madre sentada en una esquina, mi padre unas filas más atrás tomando fotos. 



  Ya han llegado las chicas. Podemos empezar
  Pongo la música de fondo, empiezo a pasar las diapositivas. La presentación se dividió en tres partes: 

1. El por qué de mi historia, el origen, mis inicios como escritora. 



video


2. Presentación del mundo en el que transcurre la historia, y de los dioses de mi saga. Luego, explicación de cuáles son los valores que más peso tienen en mi historia, y que se reencarnan en determinados personajes —al parecer fue lo que más gustó—.






3. Recito el prólogo de mi primera novela. Voz pausada, tono grave. Las frases son duras, inquietantes. La gente termina con la piel de gallina, ¡objetivo logrado!
  La sala aplaude tras media hora de presentación, las luces se encienden y el hechizo de la inmersión en la historia se rompe. 



¡Ha sido una experiencia increíble!

Entonces damos paso a la firma de ejemplares, todos se ponen en fila ordenada, y mi hermana se ocupa del pago y recuento —¡¡gracias adorable Nadia!!—. Me rompo la cabeza para saber qué escribirles en la dedicatoria, siempre mencionando a algún personaje de la novela para que les entre el gusanillo de la curiosidad —si es que la presentación no lo hizo ya :p—. 


Haciendo cola para la firma de libros

Colocando los libros y expositores... ¡que me den espacio!


  A veces me piden una foto, otras veces una dedicatoria para sus hijos que no leen, y esperan que con mi novela se hagan lectores. ¿Quién sabe? 
  Los invitados tienen acceso al «buffet» que mi madre y hermana han instalado en otra sala, mientras yo estoy con las piernas pegadas a la silla y las manos sujetando el bolígrafo firmando y firmando. ¡No termina!






A las 21h pasadas, ya se han ido casi todos, quedamos mis tíos, primas, hermana y mis padres, recogemos lo que queda y nos vamos a casa. Yo estoy cansada, pero con una sonrisa enorme dibujada en la cara. 

¡Es solo el comienzo de mi aventura, y estoy motivada para ir a por más! ¡Con ganas de más presentaciones, conocer a más personas y poder dar a conocer mi historia!



Y así transcurrió mi tarde, con mucha alegría, motivación, risas e intrigas. Espero que os haya gustado, y pronto poderos ver a vosotros, ¡lectores!

¡Un abrazo desde Lon'thara! 

PS: a ver si cambio de ubicación cuando me despido de vosotros... ¿tal vez Ivalanosh? ¿O Lyra?

jueves, 2 de junio de 2016

La vida de una autora novel



Con los exámenes, el trabajo y la llegada de mis libros, apenas he tenido tiempo para hacer nada y menos aún para escribir nueva entrada. ¡Ya llevo una buena temporadita sin contar nada nuevo!   Perdonad la ausencia, pero ha sido y sigue siendo una época bastante estresante con 100 cosas diarias —Dultas, ¡necesito un calmante!—.


¡No tengo tiempo para otra cosa! ¡Necesito escribir!

Por ello, hoy os voy a hacer un resumen de lo que va a tocar este mes y así haceros evitar pensar que me he desvanecido o que he dejado el blog tirado... 
  «Jamás, ¡lo juro por Drian!» Hm... no sé si es buena idea que jure bajo el nombre del Elemental del agua jaja

1. Como ya sabéis, —o no— tengo mi primera tirada de mi novela Ecos del pasado —¡Bieeeeeeen!— por lo que toca ahora la distribución y venta por mi cuenta. La cuestión es: ¿cómo lo haré?


Mejor no pensárselo con demasiado detenimiento... ¡Ay! Ya tengo jaqueca

2. Con la feria del libro de Madrid, tengo que ponerme las pilas e ir en misión de exploración para ampliar mi presencia en el mundo literario —los libros no se van a vender solos—. 

3. Ya tengo mi novela en 5 librerías de la Comunidad de Madrid, y más que va a venir, pero con los exámenes y el trabajo, poco tiempo tengo yo para hacer más por ahora. Por lo tanto, os iré actualizando en la pestaña «Compra» cuando la ponga, dónde se puede adquirir la novela, ya sea a través de internet o en tienda —o directamente a mí si queréis una dedicatoria—.

4. Pronto, muy pronto, tendré la primera ilustración de personaje de mi saga. Al que adivine quién es —los que ya lo saben no cuentan jaja—, le doy de regalo con la novela una copia del personaje —dejad comentario en esta entrada con el nombre del personaje que creéis que será y contactaré con vosotros ^^—.

5. El 10 de junio tengo mi primera presentación. Estamos a 2 de junio y aún no tengo claro que voy a contar O_O



¡Que no cunda el pánico! ¡Que no cun...!


6. Debo continuar con mi odisea por Madrid en busca de librerías. Como he dicho, ahora mismo llevo 5:

      Librería el Soto
         Calle de la Constitución 108, Alcobendas



      El Galeón II
 Paseo de la chopera 184, Alcobendas


Librería Pernatel
     Calle Real, 68San Sebastián de los Reyes


      Librería Aquarela
          Calle Clara del Rey 8, Madrid



      Modesta Librería 

          Calle Modesto Lafuente 31Madrid



7. Probablemente el próximo lunes 6 tendré firma de mi libro en la Feria del Libro ^^ Para el que quiera venir, ¡es bienvenido!


Con esto, os dejo con una actualización de mi vida como escritora, ¡¡y espero pronto subir al blog la entrada de Curiosidades del capítulo 3: El amor de un hermano!!



¡Un abrazo desde Lon'thara!


sábado, 7 de mayo de 2016

Capítulo 3: El amor de un hermano Completo



Lo prometido es deuda.


Aquí tenéis el tercer capítulo completo de Ecos del pasado, el cual espero disfrutéis y comentéis ^^






Y recordad que pronto podréis haceros con el libro entero de Ecos del pasado, además de poder asistir a la primera presentación de la autora en Madrid, en Junio —ya iré avisando para más información—.
  En todo caso, muchas gracias por haberme seguido y leído, ¡y espero seguir viéndoos por aquí!

¡Un abrazo desde Lon'thara!